Tarea desequilibrada tramitar visa para cuba desde estados unidos

La actual administración Tump ha enfilado sus baterías para obstaculizar hasta donde las circunstancias lo permita, cualquier trámite para obtener una visa desde los Estados Unidos para Cuba y viceversa, pues estas políticas formar parte de las estrategias que se adelantan para suprimir poco a poco las oleadas migratorias hacia el gigante del norte, así como también, enviar un claro mensaje para el gobierno castrista.  Tarea desequilibrada tramitar visa para cuba desde estados unidos.

No obstante ello, para un residente en los Estados Unidos  es bastante viable y sustentable obtener su visado en el propio país norteamericano, toda vez que las condiciones, aunque un poco complejas, son sobre llevadas con dignidad, cosa que no sucede de manera inversa, pues los cubanos deben transitar por un sinfín de penurias y gastos para lograr el visado hacia los Estados Unidos. Es público y notorio lo que están padeciendo los cubanos que deben obtener a través de costos elevadísimos y en embajadas como la de Colombia en Bogotá, un trámite de visado hacia Norteamérica en una especie de triangulación perversa que complica los trámites que antes estaban contenidos con la ley de los “pies secos”.

Consecuentemente, la tarea desequilibrada tramitar visa para cuba desde estados unidos hace que se recurra a terceros para poder lograr esta tarea, a quienes Donald Trump obliga a tramitar sus visas en Bogotá para viajar a Estados Unidos, los siguen golpeando hondas dificultades. La principal preocupación de esos cubanos es el alto costo impuesto y la odisea para obtenerla. Por ejemplo, las autoridades consulares exigen la reservación del hotel en Bogotá y los estados de cuenta bancarios de los últimos seis meses por dos mil dólares como mínimo.

Además, tienen que sufragar la alimentación y el transporte por una estancia aproximada de tres semanas siendo obligatorio llegar diez días antes de la entrevista. Dentro de los relatos que se recogen en torno a esta odisea, se señala que el estudio de la visa cuesta 52 dólares y, si la aprueban, serían otros 82 dólares.  A los gastos antes expuestos, se suma el seguro por accidentes, enfermedad y pérdida de equipaje, así como exámenes de laboratorio, cita médica, toma de huellas, entrevista y recogida del pasaporte visado.

Lo anterior, agrega la cifra de 820 dólares para una o dos personas y diez días de estancia. Ante ese panorama, algunos hoteles y ciudadanos particulares les brindan opciones menos caras. La periodista de El Nuevo Herald alerta que cualquier alternativa debe verificarse para no ser víctima de estafa. ¿En qué momento sucede esto? Cuando en Estados Unidos, según informaciones recientes, se torna más fuerte la represión hasta con los inmigrantes legales.

La realidad hace que se sienta un desequilibrio en la reciprocidad diplomática, pues una visa en Estados Unidos para Cuba se logra sin mayor esfuerzo, sin embargo, esto se transforma en una tarea desequilibrada tramitar visa para cuba desde estados unidos, pues en nada se comprar el rigor de los esfuerzos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *